Skip to content
Narrow screen resolution Wide screen resolution Auto adjust screen size Increase font size Decrease font size Default font size default color grey color

REDVISUAL - ISSN: 1697-9966

Inicio arrow Revista Nº 7 arrow Libros arrow "13,99", de Frédéric Beigdeber
"13,99", de Frédéric Beigdeber PDF Imprimir E-Mail
  13,99

Beigdeber, Frédéric (2001) 13,99. Barcelona, Anagrama

 13,99

Beigdeber, Frédéric (2001) 13,99. Barcelona, Anagrama

 

 

            Hace  algunos años que se publicó 13,99 en nuestro país. Pero es un libro que parece hecho a propósito para tratar el tema de los no-lugares, porque se sumerge en uno de los universos más fascinantes del mundo actual, el de la publicidad y las grandes empresas que se mueven en torno a ella. Un mundo que no suele trascender, que no se ve en los anuncios, aunque se intuya, pero que -agazapado- mueve el mundo y mueve cantidades ingentes de dinero.

            Beigdeber aborda el tema desde un conocimiento profundo. Publicista profesional cuando lo escribe, el libro provoca su despido inmediato. No es extraño; está escrito con un humor muy acido y afilado, y con franca mala uva, y tiene la virtud de poner al descubierto muchos de los sinsentidos de nuestra sociedad de consumo y de nuestro imaginario ávido de placer y posesión, en una mezcla escalofriante de lo hilarante con lo más desesperanzador. Contundente e irreverente desde el primer momento -Me llamo Octave (...) Soy publicista: eso es, contamino el universo. Soy el tío que os vende mierda. Que os hace soñar con esas cosas que nunca tendreis, no duda en jugar hasta con lo más sagrado para conseguir un retrato siniestro de su mundo,  alienado por la necesidad de éxito, por el sexo compulsivo, por las drogas, por la falta de voluntad, por la falta de sentido. Pero el libro no es una moralina fácil: cuando parece evidente que nos están vendiendo una moral a lo Rousseau, contra la civilización neocapitalista y desde el sueño del buen salvaje, Beigdeber otra vez se burla de todo y destroza ese tópico.

            Me parece un libro excelente, aunque en el aula hay que tener cuidado: su autor no retrocede ante nada, su lenguaje llega a ser brutal y sus imágenes/ensoñaciones violentas y, cuando hace el caso, abiertamente sexuales (por cierto,  dejando en evidencia estereotipos de género y algunas terribles miserias de las ansias y del imaginario masculino actuales).

           

José Pedro Aznárez, Septiembre 2007

 
< Anterior   Siguiente >